Instrucciones para visitar un pub

NO HABLES CON DESCONOCIDOS. Sólo en la barra está bien visto que los desconocidos entablen conversación. Como no se sirve en las mesas y no queda más remedio que acercarse a la barra a pedir, es la mejor oportunidad para conocer gente.

LA LITURGIA DE LAS RONDAS. Si estás con un grupo, lo habitual es que cada ronda la pague uno distinto. La costumbre dicta que se acerquen uno o dos del grupo a pedir, y que sea uno el que se acerque a pagar.

CÓMO PEDIR EDUCADAMENTE. “A pint of bitter (negra), PLEASE”. “A pint of lager (rubia), PLEASE”. Cuando queremos media pinta, se abrevia a “Half a bitter [or lager], PLEASE”. Y nunca olvides decir “please”, tantas veces como sea necesario.

LA REGLA DE LA COLA INVISIBLE. Te acercas a la barra a pedir y no parece haber una cola. Pero cuidado. Un dicho afirma que basta un inglés para formar una cola ordenada. Los parroquianos y el camarero saben perfectamente cuál es el orden de llegada. Intenta saltarte tu turno y te verás golpeado con el látigo de la indiferencia.

ACATA TU ESTATUS INFERIOR. En el pub sólo hay dos clases sociales reconocidas: los habituales y los ocasionales. No intentes imitar el comportamiento de los habituales, porque las normas que siguen están especialmente pensadas para ellos.

CÓMO PIDE UN HABITUAL. “¿Es posible que pueda beber alguna cosa antes de que acabe el milenio?” “Un poco de movimiento, llevo esperando aquí desde el jueves”. Este tipo de ironías están reservadas a los habituales del pub, ni lo intentes.

GESTOS QUE NECESITAS CONOCER (Y EVITAR) PARA PEDIR. A veces tienes que atraer la atención del personal del pub para que te sirvan. Para hacerlo no está bien visto llamar al camarero, mucho menos gritar o hacer ruidos. Los gestos exagerados también están fuera de lugar, así como golpear la barra con monedas o tamborilear los dedos. La idea es emplear una mímica sutil y tu objetivo, entablar contacto visual con el camarero. Si sujetas un billete o un vaso vacío en la mano, el personal del pub interpretará que estás esperando que te sirvan. Se trata de mantener una expresión expectante, esperanzada, incluso algo ansiosa. Si pareces demasiado contento o relajado, no te prestarán atención.

Una vez hayas entablado contacto visual con el camarero, basta una sonrisilla esperanzada, o levantar un poco las cejas para que se dé por enterado de que quieres pedir. Entonces él (o ella) responderá con una media sonrisa, tal vez arqueando levemente las cejas o levantando un dedo o la mano, para darte a entender que te ha visto y que te servirá cuando pueda.

CÓMO DISCUTIR A LA INGLESA. El de discutir porque sí es un deporte extendido a nivel internacional, pero en las Islas Británicas la característica distintiva es que este tipo de discusión se practica especialmente en los pubs. En general son los hombres los que practican este deporte, aunque algunas mujeres también tienen mucha práctica. Y la regla principal es que nadie toma en serio las tonterías que se llegan a decir. Ahí va una conversación típica:
– ¿Qué dices?
—Yo no he dicho nada.
–Sí que has dicho algo.
–¡No he dicho nada!
–Te he oído, has dicho que es mi turno de pagar la ronda, ¡y te toca a ti!
–No he dicho una mierda, pero ya que sacas el tema, te toca pagar a ti.
–¡Menuda gilipollez!
–Entonces, ¿por qué me estás jodiendo?
–Yo no te estoy jodiendo, has empezado tú.
–Yo no he empezado.
–Yo tampoco.

Y AHORA LO MÁS DIFÍCIL: CÓMO DAR PROPINA. Es una operación “delicada” para la que se requiere cierta práctica. Una vez has pedido tu cervezas, para dar una propina preguntas al camarero si él también quiere tomar una. Un ejemplo:
–”A pint of lager, please”.
–”Three pounds, please”.
–Entonces puedes decir: “And one for yourself?” (¿Y otra para ti?)
Lo más probable es que el camarero responda:
–”I’ll have a half” (tomaré media, por ejemplo). Y entonces sumará el precio de su bebida:
–”That’ll be five pounds twenty, please”.

Ahora sabes lo que estás pagando por la invitación. Cuando el camarero consuma su cerveza, levantará el vaso hacia ti y dirá “cheers” o “thanks”. Felicidades, acabas de dejar tu primera propina en un pub.

Todo lo anterior está extraído de Watching the English: The Hidden Rules of English Behaviour, un libro sobre las normas sociales que siguen los habitantes de Gran Bretaña.

El libro es mucho más interesante que lo que se lee en el post, porque no consiste en un listado de anécdotas curiosas, sino que se teoriza con inteligencia y humor sobre el porqué de los rígidos comportamientos de la sociedad británica.

La autora se llama Kate Fox y es toda una señora antropóloga, de esos que se marchan a vivir con una tribu amazónica durante años y acaban comiendo gusanos machacados. Para escribir el libro, la señora Fox se dedicó a a saltarse las ordenadas colas de las Islas Británicas, a chocar accidentalmente con señores con bombín y paraguas y a espiar en los pubs. Os lo recomiendo, yo me estoy divirtiendo un rato con él. Estoy deseando llegar al capítulo titulado “Las reglas del sexo”,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en estoy leyendo… y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Instrucciones para visitar un pub

  1. Rosa dijo:

    Justo ayer estaba pensando en pedir ese libro a Amazon 🙂
    Me encanta tu blog.

  2. august2026 dijo:

    No me digas, es una casualidad escalofriante! A mí me encanta el tuyo! Me encanta cómo escribes y lo que cuentas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s